POLICIALES

Quinteros; El comisario general que se quedó sin pistola y podría recibir una fuerte sanción disciplinaria

le robaron su arma reglamentaria que había dejado en un vehículo estacionado, mientras él almorzaba en un comedor de Río Primero. La pérdida de un arma es considerada una falta gravísima, a la que por lo general le corresponde suspensión y pase a pasiva. En San Francisco ordenó dos días de calabozo y pago de daños , a un policía que chocó a un móvil.
POLICIALES 22 de marzo de 2018 Por Pérez Darío Eduardo